Solo necesitaba un cubo y una pala para que mi día en la playa fuera mágico. Cuando mi madre gritaba eso de “Poneos el bañador que nos vamos a la playa” yo sabía que iba a ser un gran día.

Salto al vacío

Posted by
De niña no tenía muy definido el prototipo de príncipe azul. Dependía siempre de qué serie de televisión estaba de moda o qué artista era el más puntero.

Érase una vez la raspa de Pequeña Moma

Posted by
Estamos a martes y la tienda de Pequeña Moma está a reventar de sardineros.
Viernes. 24 de marzo. 19.30 horas. Puede que para la mayoría de vosotras esta fecha no signifique nada, pero ese día, ese preciso día, ha marcado mi vida personal y profesional de las últimas semanas. Y, dicho sea de paso, ha deteriorado un poco más, si cabe, mi salud mental.
Siete de la mañana. Cartagena. 12 grados y un largo día por delante (quizá para ti 12 grados sea clima tropical, pero te recuerdo que si en Cartagena bajamos de los 25 tiritamos y cerramos colegios ).
Showing 1 to 5 of 9 (1 Pages)