¿QUÉ PROPÓSITOS DEL 2017 HE CUMPLIDO?

Las cookies guardan el historial de su actividad en nuestra web, se usan para configurar el contenido de la misma en base a sus hábitos de navegación, identidad y preferencias. Las cookies pueden ser aceptadas, rechazadas, bloqueadas o borradas en la presente ventana o a través de su navegador. Más información: “POLÍTICA DE COOKIES”.

aceptar

NOVEDADES

¿QUÉ PROPÓSITOS DEL 2017 HE CUMPLIDO?

¿QUÉ PROPÓSITOS DEL 2017 HE CUMPLIDO?

Los propósitos de año nuevo están para no cumplirlos. Asumámoslo.

Ha llegado enero y haciendo balance del 2017 me doy cuenta de que muchos de los buenos propósitos con los que empecé el año se han quedado en eso, en propósitos.  Sigo sin ir al gym, el inglés bien (thank you), como sano cuando no me llama “La pantera Rosa” y no soy capaz de llevar siempre las uñas bien pintadas.

Aunque la verdad es que el año 2017 ha sido un gran año.

Como ya sabéis por redes sociales, hemos abierto varios puntos de venta, y ya os podéis imaginar lo que eso supone: montajes, viajes, contratar a gente nueva, incertidumbre, algún ansiolítico que otro y nervios, muchos nervios.  Pero vuestra respuesta nos ha demostrado que todos nuestros esfuerzos merecen la pena. ¡¡Gracias por acompañarnos en esta maravillosa locura llamada Pequeña Moma!!







Además, en este año tan especial he conseguido algo que llevaba deseando desde hace años: ¡sacarme el carnet de conducir! Y os tengo que decir que estoy muy muy orgullosa de ser una conductora de primera. Aquí os dejo una foto con mi preciada L. ¿Qué os parece?


El 2017 ha sido el año en el que he cumplido los temerosos 40 años. Sí, este momento tenía que llegar, ¿y sabéis qué? ¡He sobrevivido! Podría decir lo típico de “me siento más madura, y con ganas de afrontar una nueva etapa”, pero, la verdad, es que me siento igual que cuando tenía 30 años (venga vale, es un poco fantasmada, pero os aseguro que a veces es cierto).  


Pero no ha sido fácil asumir esta leyenda urbana del cambio a los 40.  Las semanas previas me cambié de color de pelo. Si, fui morena durante 1 semana hasta que me empezaron a llamar señora y decidí que mi rubio no estaba tan mal. También cambié de perfume (12 años de mi vida utilizando el mismo), pero mis hijos no me reconocían por el olor, me decían, “mamá, no hueles a ti” (si, es cierto, son como perrillos) así que he vuelto a mi perfume de siempre.

También pensé en apuntarme al gym (esto lo descarté a los dos minutos) y me miraba al espejo para ver cómo había cambiado mi cuerpo buscando alguna arruga extra de esas que te dicen en los anuncios de cremas (a partir de los 40).  Tenía tanto miedo a que me transformara en una cuarentona el día de mi cumpleaños que pensé incluso en pasar de puntillas por ese día (que no se entere nadie así será como si no ocurriera).  Pero, de repente, 5 días antes de mi cumpleaños, me levanté de la cama con el optimismo subido y decidí que la vida es un regalo y que no sería justo no celebrarlo, por eso, me líe la manta a la cabeza, me eché la crema para más de 40 y tiré de mis amigos. Cómo acabamos la fiesta me demuestra que la edad es solo un número y que lo importante es cumplir años rodeada de los tuyos.  

Como os podíais imaginar, todas estas cosas que me han pasado en el 2017, y otras muchas, no estaban previstas ni programadas. Por eso, para este año que ha empezado, solo tengo un único propósito: ¡no hacer propósitos! Bueno, permitidme que tenga uno muy simple, pero muy importante para mí: ¡ser feliz y hacer feliz a la gente que tengo a mi lado!

 

Leave a Reply

* Name:
* E-mail: (Not Published)
   Website: (Site url withhttp://)
* Comment:
Type Code