Los zapatos artesanales de Pequeña Moma

Desde siempre, Pequeña Moma ha sido una empresa muy familiar, y a la que le gusta trabajar a su vez con empresas con ese mismo espíritu familiar, con productos de calidad y hechos a mano, como nuestros zapatos artesanales

Así, Pequeña Moma empezó hace ya 8 años a fabricar en Caravaca de la Cruz sus famosas y queridas esparteñas artesanales. 

¿Quieres saber más sobre ellas? Sigue leyendo y descúbrelo todo sobre uno de los productos TOP de Pequeña Moma: Los zapatos artesanales.  

Orígenes

Fue en la Región de Murcia, concretamente en Caravaca de la Cruz, en el año 2013, cuando Pequeña Moma comenzaba a despegar, cuando descubrimos el mundo de los zapatos artesanales y decidimos traerlos a Pequeña Moma. 

Y no unos zapatos artesanales cualquiera, sino nuestras queridas esparteñas, fabricadas con nada más y nada menos que yute natural, uno de sus elementos más característicos. 

Materiales de calidad

Así, uno de los puntos fuertes de nuestros zapatos artesanales, son sus materiales naturales y su gran calidad. Y como hemos mencionado, el yute natural es el más destacado de ellos. 

Si algunas os estáis preguntando qué es el yute, el yute es un material natural extraído de una planta llamada Corchorus Capsularis o Capsu. Un recurso natural, sostenible y de rápido crecimiento que encontramos en esta misma población, Caravaca de la Cruz. 

Este material, se emplea concretamente para las suelas de nuestras esparteñas, siendo uno de los más utilizados y de mayor importancia para nuestros zapatos artesanales

Pero no sólo se emplea el yute como material de nuestras esparteñas, sino también otros tejidos para los cortes como lonas y pieles, tejidos ecológicos y fibras naturales, además de muchos terminados artesanales como el punto ojal, el cual se emplea específicamente para la fabricación de nuestras esparteñas.  

Comodidad y calidad

¡En la calidad está el secreto! Nuestras esparteñas son un calzado cómodo que te puede acompañar en tu día a día sin problema.

Ya seas una persona acostumbrada a los tacones o alguien que no quiere ni verlos en pintura, este es tu zapato ideal. Son tan cómodos que no te darás cuenta de que los llevas (excepto porque estás un palmo más lejos del suelo, obvio). 

Al estar hechas con cinco cuerdas y unos materiales de alta calidad, la comodidad está asegurada. No es raro que nuestras esparteñas sean un producto top en Pequeña Moma.

Al orgullo de fabricar en nuestra región se le une el de realizar productos que se adapten a nuestra clientela y les facilite la vida sin renunciar a su estilo personal. ¡Nos encanta estar aquí para ti!

Producción artesanal

Sobre el proceso de fabricación y producción de nuestros zapatos artesanales, puede pasar hasta por 9 fases distintas. ¡Conócelas a continuación! 

Corte

La primera fase para hacer nuestros zapatos artesanales, es el corte. Aquí, una persona se encarga, a través de la máquina de corte, de cortar los pares. 

Forro

La segunda fase es el forro, que consiste en poner un forro de piel o sintético al corte para que sea más cómodo. 

Aparado

La tercera fase es el aparado. En ella, se forran los zapatos de forma manual. 

Cosido

Pasamos a la cuarta fase, ¡el cosido! Aquí se cosen los zapatos a través la máquina de cosido, y se hacen los agujeros, si fueran necesarios para el diseño del zapato. 

En el caso de nuestras esparteñas, en vez de pasar por una máquina para el cosido, se cosen manualmente con el hilo de punto ojal, el tipo de cosido que llevan nuestras esparteñas. 

Así, esta fase puede durar unos 15-20 minutos para un par, incluso media hora, dependiendo de la dureza de la piel o el producto. 

Encolado 

Después del corte, el forro, el aparado y el cosido, se procede al encolado, donde se le da cola a los zapatos para pasarlos a la siguiente fase. 

Montado

Después del encolado, se pasan los zapatos al siguiente operario para que los monte con las mordazas, también a mano. 

Segundo encolado

Después del montado, los zapatos pasan a la cadena donde se vuelven a encolar, concretamente el piso y el corte, para pegarlos y fijarlos. 

Piano

En este caso, sólo para los productos hechos con punto ojal, como nuestras esparteñas, nos saltamos las tres fases anteriores y después del cosido, pasamos a la fase del piano, la máquina que lleva las hormas, los instrumentos que se introducen en el interior del zapato para darle forma. 

Una vez en el piano, estas hormas dan calor al zapato y se le van dando golpecitos con un martillo para que coja la forma. 

Preparación

Y llegamos a la última fase, ¡la fase de preparación del producto! Aquí, los zapatos llegan a la sección de preparación, donde se limpian, se quitan los hilos, se añade el papel y la etiqueta de composición del par y se prepara para su presentación y llegada al cliente. 


Como habéis podido comprobar, se trata de un trabajo muy artesanal, muy manual, con mucho tiempo y cariño, de la mano de trabajadores que cuentan con el aprendizaje artesano de toda una vida, y que da como resultado final uno de los productos que más gustan a nuestras momas. 

Esperamos que, con este post, hayáis podido conocer un poco más de cerca nuestros zapatos artesanales, su proceso, materiales y calidad, algo esencial para Pequeña Moma

¡Y recuerda! Si te ha gustado el post, más te gustarán nuestros zapatos artesanales. ¡Muy pronto disponibles en nuestra web! :)

Producto agregado a la lista de deseos