¿Playa o montaña? Pequeña Moma para todo




El buen tiempo ha dejado de ser una cosa que veíamos superlejana para convertirse en una realidad. El sol brilla en lo alto y nos achicharra sin piedad si aún nos empeñamos en llevar manga larga. Ahora bien, cuando pasas por una sombrita, ¡parece que te trasladas al Polo Norte!

Es natural que con este clima nos apetezca hacer actividades al aire libre en los momentos que tenemos de ocio durante la semana, y suele surgir siempre la misma duda: ¿Playa o montaña?

En Pequeña Moma os traemos este post para poder decidir entre esta duda que viene a atormentarnos todos los años. Por supuesto, queremos inspirarte para tus viajes como mejor sabemos, ¡con unos looks elegidos para la ocasión!

¡Vaya! Aquí sí hay playa

Tenemos suerte de vivir en una península porque estamos rodeados de agua por todas partes. Y en Pequeña Moma nos gusta mucho nadar, ¡como bien sabéis!

El caso es que la playa tiene sus pros y sus contras, como todo. Tomar el sol a la bartola es un muy buen punto a tener en cuenta. Imagina estar tranquilamente sobre una tumbona, con tu bebida favorita en una mano y dejándote llevar por el ritmo del vaivén de las olas, ¡chill total!

Y si te entra mucho calor, puedes ir al agua y nadar como una buena Moma. Para que sea fácil y rápido el cambio de ropa cuando llegues a la arena (o rocas) de la playa y quieras que el sol te incida en la piel, lo mejor es usar un vestido amplio como este:

Y sin perder de vista una silueta playera de diva, también tenemos un mono mujer precioso que brilla por su carácter ibicenco en su versión en blanco.

¿Prefieres más actividad física? ¡No te preocupes que también se pueden hacer actividades que harán resoplar del esfuerzo hasta al mejor del gimnasio!

¡No hay nada como nadar! Es una actividad que puedes hacer solo/a o en compañía (una carrera es el reto perfecto si quiere meter un plus de intensidad), pero si quieres llevarlo al siguiente nivel, ¡nada a contracorriente! En Pequeña Moma nos encanta eso.

Jugar a las palas es como el nivel básico (aunque prepárate para hacer sentadillas recogiendo pelotas). Devolver la pelota con la pala hacia tu compañero/a de juego no es algo fácil pero tampoco entraña mucho misterio o riesgo.

Pero si resulta que te has ido a la playa con un grupo de amigos/as o tenéis una familia grande y entusiasta del deporte, el voley playa va a ser lo vuestro. Elige a tu dream team, ¡y a jugar!

Por supuesto, necesitarás un outfit adecuado para las actividades fuera del agua que eviten la sobreexposición al sol de tus hombros, y libertad en las piernas para moverte. Un vestido corto como este es perfecto para darte la facilidad de quitártelo rápido para meterte al agua, te cubre los hombros para evitar el sol y es corto, por lo que podrás moverte más fácilmente, ¡I-DE-AL!

Si eres más de otros tonos y quieres combinar con la temática marina, este vestido kimono en coral es para ti. ¡Resaltará mucho tu piel bronceada!

Tanto monte, monte tanto

Si vas al monte, seguro que te reconectas con la naturaleza. El aire limpio, lejos de la contaminación de las ciudades te va a sentar especialmente bien. 

La montaña te da la oportunidad también de perderte un poco e ir por rutas poco concurridas. Después de estar todos los días rodeados de gente, un poco de paz no viene mal. Y si en la playa te relajabas con el sonido de las olas, aquí puedes hacerlo con el sonido de los pájaros y el viento en los árboles.

Puedes alcanzar unas vistas espectaculares, pero ¡ojo!, del esfuerzo de subir no te vas a poder escapar. Y para eso hay que ir preparándose. La ropa que lleves al monte tiene que protegerte de las ramas bajas y permitirte caminar (cuesta arriba y cuesta abajo) con comodidad. Un look sencillo y cómodo con ropa mujer como este, te guiará directamente a disfrutar de tu día en medio de la naturaleza: Camiseta, pantalón ligero y una sudadera por si decide refrescar.

¿Vaqueros en el monte? Si se llaman así es porque es una prenda con historia y rodaje en el campo. Son de una tela resistente y que te salvará de más de un arañazo de ramas bajas. Combinalo con una camiseta de manga corta como esta camiseta de volantes blanca y saca tu lado más guerrero y táctico con esta chaqueta de camuflaje.

 

Pero…¡esperad! ¿quién ha dicho que se tenga que elegir entre las dos opciones? Puedes pasar parte de los días que tienes de vacaciones en un sitio y el resto en el otro. Incluso alternar los fines de semana para poder disfrutar de todo lo que tienen que ofrecer ambos. Además, existen playas en España que te permitirán disfrutar al máximo de tu tiempo, ¡porque reúnen ambas!

No hay nada como perderte en alguno de estos lugares para disfrutar de la desconexión total de la rutina, ¡haz la maleta con tus mejores conjuntos para cada ocasión! En Pequeña Moma ya te hemos dado los tips para ir a juego con cada actividad, solo te queda elegir, o no.

Comments (0)

Producto agregado a la lista de deseos